Actualización caso Volkswagen 🚗

Actualización caso volkswagen

El próximo día 3 de Octubre se ha convocado en Madrid una reunión para todas las partes procesales del caso Volkswagen con el objetivo fundamental de recortar las representaciones y defensas e intentar agruparlas.

 

Es obvio. Si yo fuera el Juez instructor del caso Volkswagen intentaría dar claridad a las posiciones existentes entre las partes que reclaman justicia, ya que a día de hoy son múltiples por su cantidad y variopintas por su contenido. Algunas representaciones ostentan nombres como “El Pueblo contra el coche del pueblo” y otras son conocidas por sus últimas apariciones públicas, no muy alentadoras, como “Manos Limpias”. Por otro lado, hay reclamaciones diversas, comunitarias, ecologistas y de otros tipos, que alegan perjuicios de carácter difuso relacionados con el detrimento en el medio ambiente y en los derechos de los consumidores. No obstante, la gran mayoría son afectados directos por la compra de vehículos que reclaman perjuicios económicos, la resolución del contrato y la devolución de las cantidades entregadas como indemnización. Sin embargo, estas últimas también se articulan de forma distinta.

 

La Fiscalia de la Audiencia Nacional ha presentado un escrito defendiendo la acumulación de las representaciones ya perdonadas en el caso Volkswagen conforme a criterios unificadores que pretenden agrupaciones de las asociaciones de consumidores y ecologistas, por una parte, y la representación de los particulares por otra. Solicitan que, en virtud del artículo 109 bis de la LECRIM actualizado en el “Estatuto de la víctima del delito“, active la posibilidad incluida en el apartado 2º donde “podrá imponer que se agrupen en una o varias representaciones y que sean dirigidos por la misma o varias defensas, en razón de sus respectivos intereses“.

 

En bien de la claridad, sencillez y concentración de los actos procesales (y de su contenido) es conveniente esta simplificación. Sin embargo, resulta negativo para la defensa de los diversos intereses representados de cada uno de los particulares afectados y su concreta afectación con el caso Volkswagen.

 

La dificultad se transmite del Juzgador al abogado elegido, que deberá conocer individualmente (y articular defensa) el ínteres de cada distinto representado. Labor difícil para un Juzgado, casi imposible para un despacho de abogados, que tenderá a la unificación en sustitución del detalle. Son los presupuestos preparatorios para imponer una tabla rasa en la indemnización en los que afectan a la marca Volkswagen.

 
 

Principios como la confianza y la cercanía abogado/representado pueden, sencillamente, desaparecer. Por ello, acudiremos a Madrid y defenderemos la independencia y libertad de cada uno de nuestros representados por el caso Volkswagen, el derecho a poder elegir en quien depositan su confianza y a ser escuchados con detalle recogiendo puntualmente cada uno de sus perjuicios para conformar una reclamación justa y, por encima de todo, a ser defendidos como individuos y no como manada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *