¿Qué es el cártel de coches?

El cártel de coches fue un pacto entre diversas marcas de vehículos mediante el cual acordaron fijar el precio de venta de los automóviles vendidos en España desde febrero de 2006 y agosto de 2013. 

Con este acuerdo, compartían información confidencial de los consumidores con el objetivo de controlar los precios del mercado, generando una situación de competencia desleal en contra de la Ley de Consumidores y Usuarios.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en 2015, impuso sanciones a 34 fabricantes de vehículos por crear este cártel de coches que incumplía la legislación europea. 

¿Seré uno de los afectados por el cártel?

Las marcas que forman parte de este cártel son las siguientes: 

Alfa Romeo, Audi, BMW, Chevrolet, Chrysler, Citroen, Dodge, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Jeep, Kia, Lancia, Lexus, Mazda, Mercedes Benz, Mitsubishi, Nissan, Opel, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Skoda, Volkswagen, Toyota, Volvo.

Si usted adquirió un vehículo de cualquiera de estas marcas entre 2006 y 2013, posiblemente sea uno de los afectados por el denominado Cártel de Coches.

 No es necesario ser un particular para estar afectado por este Cártel, también afecta a autónomos y empresas. Incluso puede reclamar a pesar de haber vendido su vehículo con posterioridad.

¿Cuánto puedo recuperar por el cártel de coches?

Esta maniobra generó un SOBRECOSTE en los precios que supuso que los consumidores pagarán entre un 10% y un 15% por los vehículos adquiridos en concesionario

Actualmente, el Tribunal Supremo ha confirmado estas sanciones impuestas, dando la posibilidad al consumidor de reclamar por vía judicial las cantidades pagadas de más en la compra de los vehículos. 

¿Qué documentos son necesarios para reclamar por el cártel de coches?

Para iniciar la reclamación es necesaria como mínimo la siguiente documentación:

  • Factura de adquisición del vehículo
  • Ficha técnica del vehículo
  • Permiso de circulación del vehículo

 

No obstante, en ocasiones, es suficiente con que el cliente aporte la factura de adquisición del vehículo, donde se ve reflejado el precio que pagó por el mismo.

Si compraste un vehículo entre los años 2006 y 2013, desde Meler Abogados te ayudamos a recuperar ese sobrecoste en la compra de tu vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.